Vínculos amorosos: ¿Amor o enamoramiento?

Vínculos amorosos: ¿Amor o enamoramiento?

24 Septiembre 2020

La mayoría de la gente se creyó y ha creído que el enamoramiento es amor. Pero aquí vengo a decirte que eso no es así. El enamoramiento es literalmente, un encantamiento. Un deseo del ego, de poseer algo. De tener algo, con tal de satisfacer una carencia no advertida en uno mismo.

Marcelo J. Castillo >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Invitado

Hablemos de un asunto algo delicado, e incluso, polémico. Este asunto, es el enamoramiento, en comparación con el amor y cómo ambos se confunden.

Te puede interesar: Acerca de nuestras emociones: ¿Por qué estoy triste? ¿Qué hago ahora?

El mundo, la sociedad y los medios viven diciendo y mostrando al estado mental de enamoramiento como si éste fuera una expresión de amor. Muchas veces hemos escuchado cosas como que “el hombre conquista a la mujer”, o al revés. Pero dejando de lado lo machista de la frase, el asunto del que hablo aquí, es que nadie debe conquistar a nadie. Pues nadie es de nadie.

La mayoría de la gente se creyó y ha creído que el enamoramiento es amor. Pero aquí vengo a decirte que eso no es así. El enamoramiento es literalmente, un encantamiento. Un deseo del ego, de poseer algo. De tener algo, con tal de satisfacer una carencia no advertida en uno mismo. Muchos de quienes están en pareja, especialmente adolecentes, realmente no se aman a sí mismos, entonces… ¿Crees tú que amarán a sus parejas? claramente no.

Muchas relaciones se dan simplemente por un acuerdo tácito para llenar carencias como la falta de afecto, la falta de amor propio y para no sentirse solos. Y otras tantas parejas experimentan relaciones con celos y violencia… ¿acaso crees que hay amor en una relación de pareja donde hay violencia? Obvio que no. ¿Por qué existen? pues simplemente porque ambos participantes de esa parejas no conocen el verdadero amor.

Un sabio iluminado, una vez nos dijo que “ama a tu prójimo como a ti mismo”. Y claramente está diciendo que amar a otro requiere amarte primero a ti mismo. Entonces, ¿por dónde crees que comienza el verdadero amor? ya lo sabes, ¿verdad? Por ti.

¿Será amor propio hacer algo que nos hace daño? no. Quien realmente logra amarse a sí mismo, no se hace daño en ningún aspecto. Ni física ni mentalmente. Pero ¿cuántas personas así hay en el mundo? muy pocas. Y es por esto mismo, que casi nadie conoce el verdadero amor. Muchas mujeres, vienen recién a conocer el verdadero amor cuando tienen a su primer hijo… pero con los hombres, esto no ocurre de igual manera.

Y si te estoy hablando de esto es porque en el camino hacia el amor propio, he avanzado bastante y en algún momento, me amaré completa y verdaderamente. Y he conocido el amor (pero no a través de un hijo). Lo experimento cada vez más, pero también he experimentado el enamoramiento. Y vaya que hay una diferencia radical y muy increíble. Pero estas diferencias casi nadie las conoce, puesto que prácticamente todo el mundo confunde ambas.

Te pongo un caso concreto. Seguramente tú has tenido algún perrito o un gatito y te has dado cuenta de que lo amas. Pero… ¿Acaso estás [email protected] del animalito? Pues claro que no. Tú simplemente lo amas por lo que ÉL ES. Lo amas porque es un perrito/gatito y nada más. Entonces, en esta experiencia de amor, pasaste de: No tener un perrito, a tenerlo y amarlo. Y ¿Y dónde quedó el enamoramiento? Es que no lo hay.

Cuando experimentas el verdadero amor, descubres que solo te da claridad mental y certeza. Se describe por un hermoso sentimiento cálido y tierno, que literalmente sientes en tu pecho, en todo momento. El amor te da certeza, porque su naturaleza es espiritual. Cuando amas, estás sintiendo el amor que hay en tu propia alma. La cual genera una luz espiritual, que penetra dentro de tu mente y es esa misma luz la que permite pensar de mejor forma.

Sin embargo, el enamoramiento es algo netamente mental. Es como ya te dije, un deseo del ego por obtener y poseer algo. Y literalmente, es lo mismo que cuando vas a una tienda y te gusta un producto por el que sientes muchas ganas de comprarlo y tenerlo… Eso, es un enamoramiento, solo que no hacia un objeto sino a una persona.

Cuando estás enamorado te das cuenta de que te cuesta concentrarte en las cosas que debes hacer, pues tu mente, involuntariamente se desvía hacia la persona deseada. Y eso es una distorsión mental… Que muchos creen que es amor. Sin embargo, cuando amas a otra persona, tu concentración mental no se ve afectada en lo más mínimo, de hecho, aumenta considerablemente. Y claro, tú también piensas en la persona amada pero lo haces teniendo pleno control de tu mente. Tu mente NO se desvía, sino que tú mismo decides cuándo pensar en la persona amada y cuando lo haces, solo intensificas el hermoso sentimiento que sientes por ella en tu pecho, el que sientes en todo momento.

No caigas más en estas trampas. Enamoramiento no es amor. Ámate a ti primero, avanza en tu amor propio y entonces un día, experimentarás el amor hacia otra persona, un sentimiento que no te abandonará jamás. Créeme porque es verdad.