Ingeniería e Innovación: la continua alianza que define el rol de los Ingenieros en la sociedad

Ingeniería e Innovación: la continua alianza que define el rol de los Ingenieros en la sociedad

22 Agosto 2020

El uso de las nuevas tecnologías en la formación de los futuros ingenieros ha sido el sello característico de la Facultad de Ingeniería de la PUCV, lo que le permite hoy, ser líder frente a los cambios y desafíos de la sociedad de la información.

Especial Mi Voz >
authenticated user Editor

Desde sus orígenes, la Facultad de Ingeniería busca el desarrollo de la ingeniería y la formación de graduados y profesionales de excelencia en sus respectivas especialidades, con una clara orientación ética y vocación de servicio a la sociedad, comprometiéndose con el desarrollo social, económico, científico y tecnológico del país. Sin embargo, y pese a lo exitoso que ha sido hasta ahora el modelo de enseñanza de la institución, hoy más que nunca es inminente una mayor focalización en el desarrollo de las competencias fundamentales de los ingenieros; para combatir diversas problemáticas como: la pobreza, desigualdad educacional, enfermedades mortales, el deterioro del medio ambiente, así como el desafío que implica hacer frente a la denominada “Cuarta Revolución Industrial”. 

 

“Los cambios, percibidos como desafíos, ponen en peligro a los integrantes de la sociedad, como es el caso de la pandemia que estamos viviendo, y nos desafían a encontrar soluciones que mejoren el estado actual. Estos desafíos son variados en sus impactos y urgencias, pero la sociedad como un todo precisa de estas propuestas que le reporten bienestar. La Facultad de Ingeniería, a través de los profesionales y graduados que forma y sus académicos, es uno de los polos de innovación con el potencial más alto para generar soluciones a los problemas más urgentes de la sociedad, que le reporten bienes, servicios y conocimientos que mejoren la calidad de vida de sus integrantes”, indica José Ceroni, Decano de la Facultad de Ingeniería PUCV. 

 

Contar con un equipo docente compuesto por académicos que en su amplia mayoría cuenta con grado de doctorado y/o magíster, y una importante trayectoria en investigación ciencia e innovación tecnológica, permite a esta casa de estudios que sus profesionales destaquen por sus amplias competencias y conocimientos para insertarse al mundo laboral. Así, el objetivo de la Facultad de Ingeniería PUCV es continuar entregando al país, egresados que son reconocidos por su sólida formación en sus áreas de especialidad, para evaluar y resolver problemas que contribuyan al desarrollo de su comunidad y la sociedad en su conjunto; pues esto constituye la esencia del sello valórico de la Universidad, y fortalece el poder adoptar nuevos conceptos como la innovación, y su implementación en materia formativa, como un ente destacado en la generador de conocimiento.  

 

 

NUEVAS TECNOLOGÍAS

 

La Facultad de Ingeniería PUCV incorpora en todas sus carreras las competencias en Innovación, pues las define como necesarias para formar desde el aula a los nuevos profesionales con las capacidades de responder a estos nuevos desafíos que viven la industria y la sociedad. El Director de Investigación, desarrollo, innovación y emprendimiento (I+D+i+e) del Proyecto Ingeniería 2030, Ariel Leiva, explica que una señal de este enfoque “es que la Facultad de Ingeniería ha actualizado los programas de las distintas carreras de la Facultad, incluyendo un mayor número de instancias en las que los estudiantes puedan desarrollar nuevas competencias relacionadas a la innovación: pasando de técnicas novedosas de enseñanza/aprendizaje hasta la inclusión de temáticas como Inteligencia artificial o Big Data. Además, la Facultad de Ingeniería, con el apoyo del Proyecto CORFO Ingeniería 2030, ha creado el Centro Interdisciplinario de Ingeniería con la finalidad de vincular la innovación entre la Universidad y las empresas”. 

 

Adicionalmente al Big Data y la Inteligencia Artificial, existen nuevas tecnologías y conceptos tecnológicos que se suman y aceleran la pronta llegada de la denominada Cuarta Revolución Industrial, como: las smart cities, el IoT, o el esperado 5G, que son temáticas que obligan a redireccionar la enseñanza y formación profesional en base a los nuevos objetivos que persiguen e impulsan estas oleadas de nuevas tecnologías. La Escuela de Ingeniería Informática de la PUCV tiene una amplia experiencia en ello. Su Director, Ricardo Soto, explica que “nuestros estudiantes permanentemente se exponen a desafíos de desarrollar soluciones a problemáticas de empresas y organizaciones. Las actividades de formación en las asignaturas fomentan el diseño de proyectos innovadores incorporando tecnologías de vanguardia y experimentando en el desarrollo de prototipos a pequeña escala”.  

 

En ese sentido, el Director Ricardo Soto reflexiona que “si la Cuarta Revolución Industrial ha impulsado a las empresas a transformarse en la búsqueda de productividad, competitividad y nuevas formas de hacer las cosas; en la Escuela de Ingeniería Informática de la PUCV no podía pasar otra cosa distinta que la actualización de metodologías y contenidos para formar a nuestros profesionales con una lógica de aporte de valor a las organizaciones a partir del uso de nuevas tecnologías”

 

 

SOLUCIONES INNOVADORAS   

 

Una de las áreas donde es posible ver la aplicación concreta de la innovación es en los emprendimientos de base tecnológica a los que la Facultad insta a desarrollar desde el pregrado. La innovación como sustento de dichos emprendimientos permite abordar con soluciones innovadoras las temáticas de contingencia, relevancia e impacto social. Así lo define Katherine Westerhout, Coordinadora de “The Lift”, la preincubadora de emprendimientos en etapa inicial de la Facultad de Ingeniería PUCV, quien señala que “la Innovación, para que sea tal, tiene que llegar a la sociedad, es decir, que cuando las nuevas tecnologías llegan al uso de las personas, y este uso mejora de forma sustancial el modo en que se hacen las cosas, entonces estamos hablando de innovación”.

 

Se trata entonces de un camino que nace en los estudiantes desde las propias salas de clases, pero que gracias a la innovación continua surge como solución para toda la sociedad. “El emprendimiento universitario es una forma concreta de materializar todos los conocimientos adquiridos en las Escuelas de Ingeniería. Los y las estudiantes tienen ganas de aplicar este conocimiento y herramientas aprendidas para crear soluciones innovadoras y ser agentes de cambio. Una idea de emprendimiento nacida de estudiantes puede transformarse perfectamente en una startup que cambie el mundo, como otras lo han hecho”, añade Katherine Westerhout.    

 

La innovación entonces, como componente inherente a la Ingeniería, implica hoy más que nunca la necesidad de que la formación de los futuros ingenieros e ingenieras tenga una lógica de adaptación, adopción y desarrollo de nuevas tecnologías que apoyen a las empresas en la transformación digital; pero también necesita de profesionales capaces de valorizar, realzar y cumplir el rol de siempre poder de contribuir y aportar al desarrollo del país con un fuerte compromiso social y ambiental, sello característico de la PUCV.