Planeta Finito: ¿Qué hacer para ayudar al medioambiente?

Planeta Finito: ¿Qué hacer para ayudar al medioambiente?

11 Noviembre 2020

Lo que debemos tener como objetivo es que nuestros desechos sean lo más biodegradables y reducidos posible (idealmente inexistentes), consumiendo lo justo y necesario, reutilizando todo lo que podamos, y reciclando el resto.

Fiorella Repett... >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Invitado

Hace unos días, una amiga me sugería que escribiera sobre acciones ambientales puntuales, para que la ciudadanía en general supiera qué hacer y cómo hacer para cuidar el medio ambiente, ya que no existe un “instructivo” que te enseñe a cómo ser mejores habitantes en esta Tierra.

Te puede interesar: Queremos una nueva Constitución: Un nuevo Chile, más justo, igualitario e inclusivo

En general, lo más difundido ha sido el tema del reciclaje y si bien ha sido un gran avance que cada día más personas reciclen en Chile, claramente reutilizar o reciclar no es suficiente para ayudar al medioambiente. De hecho, sin otras medidas asociadas no sirve prácticamente de nada. Antes de reutilizar o reciclar lo primordial es que te preguntes ¿Qué cosas estoy consumiendo en el día a día? ¿Qué productos necesito realmente y cuáles debería dejar de comprar? o ¿En qué lugares me estoy abasteciendo? ¿Estoy apoyando a los productores locales? ¿De qué forma puedo cambiar mi consumo para que este sea más orgánico e implique menor cantidad de residuos?

Por ejemplo, si yo sigo consumiendo agua o bebidas de botellas plásticas, y creo que estoy ayudando al mundo porque ese plástico se recicla, la verdad es que la ayuda es mínima, ya que estás aportando a que cada día se sigan generando y usando miles de envases plásticos, siendo el plástico uno de los graves problemas ambientales actuales. Antes de reutilizar o reciclar, es urgente que dejemos de consumir cosas que no necesitamos, y evitar consumir productos que vienen en envases que no son orgánicos, reutilizables o reciclables. Una medida súper básica, es consumir agua de una única botella (de un buen material para tu salud) y que la vayas rellenando, y dejar de consumir bebidas que son tóxicas para tu salud y la de tus hijos. Acá en Magallanes, el agua de la llave tiene rico sabor, por lo cual sin problemas podemos consumir esa agua diariamente, lamentablemente en ciudades como Santiago el agua tiene muy mal sabor y es necesario que la filtres antes de usarla. Si tienes que comprar agua potable y no es posible hacerlo en envases reutilizables, siempre considera comprar el envase más grande.

En Magallanes ahora hay muchos locales que venden legumbres, cereales, semillas y frutos secos a granel, y eso evita el uso excesivo de bolsas de plástico. En supermercados se encuentran productos envasados innecesariamente, por ejemplo, fruta o verdura envasada individualmente (una berenjena envuelta en plástico, o bandejas de plumavit con champiñones), o puedes encontrar 3 envases de pasta de dientes juntos con su propio envoltorio y además envasados con un gran plástico que las une. ¿Qué harás luego con ese plástico? ¿Por qué no comprar una pasta más grande, en vez de 3 pequeñas?, evita consumir esos productos o ¡reclama! Que los supermercados se den cuenta que como ciudadanía no queremos ni necesitamos más envases (ni plumavit ni plástico).

Lo ideal sería volver al consumo de productos locales, buscando rellenar envases que tenemos en casa y de esa forma también evitamos el excesivo consumo de plásticos. El evaluar tu consumo aplica para todo, desde lo que usas a diario, tu ropa y zapatos, hasta los electrodomésticos y tecnología que usas y compras, por ejemplo: ¿Es necesario que cada año cambies tu celular, el auto o el estilo de tu ropa? O ¿Es necesario que te compres una yogurtera, una minipimer, una máquina especial para hacer helados, otra para hacer batidos y otra para hacer pan? Todas esas cosas se pueden hacer sin máquinas, cada nuevo electrodoméstico o nuevo celular o nuevo auto es más plástico y chatarra para este planeta finito. Realizar compostaje en casa también es una buena forma de reducir la cantidad de desechos que llegan a los vertederos, y además puedes sacar provecho de la tierra orgánica que generas. Revisa los productos de limpieza de tu hogar, ¿Son biodegradables? ¿Los puedes conseguir a granel para rellenar los envases que ya tienes? ¿Te animas a hacer productos de limpieza naturales?

Finalmente, lo que debemos tener como objetivo es que nuestros desechos sean lo más biodegradables y reducidos posible (idealmente inexistentes), consumiendo lo justo y necesario, reutilizando todo lo que podamos, y reciclando el resto. A esto, que resulta bastante sencillo una vez que te acostumbras, le sumaría a que seamos más amables con nosotros mismos y con quienes nos rodean, eso te hará más feliz a ti y a todos con los que compartas. Cuidar al medioambiente que nos permite vivir y ser felices, parte por cuidarnos a nosotros mismos, por valorarnos respetarnos y querernos, ese amor solo podemos transmitirlo a la naturaleza y al resto cuando lo sentimos vibrar en nuestro corazón.

Te puede interesar también: Fiestas Patrias encerrados: ¡Pero en octubre todos a participar del Plebiscito!