Contaminación del Paso Kirke: El delito que condenó a capitán y timonel del Amadeo I

04 Octubre 2017

El grave hecho ocurrió en Última Esperanza, durante agosto de 2014.

Equipo El Magal... >
authenticated user Editor

Este miércoles 4 de octubre, el Juzgado de Letras y Garantía de Puerto Natales dictó veredicto condenatorio en contra de Eleodoro Barría García y Ricardo Zurita García, capitán y timonel del encallado ferry Amadeo I.

Ambos fueron condenados como autores del ilícito de introducción de contaminantes en el Paso Kirke, delito sancionado en el artículo 136 de la Ley de Pesca y Acuicultura, y perpetrado en la Provincia de Última Esperanza, en agosto de 2014.

Durante el juicio simplificado, efectuado en Puerto Natales, el fiscal jefe de la provincia, Alvaro Pérez, logró acreditar que el 18 de agosto de 2014, alrededor de las 09:00 horas, el capitán Barría y el timonel Zurita circulaban en el transbordador Amadeo I por el canal marino Kirke.

Al llegar al paso Kirke Barría, desatendiendo las recomendaciones registradas en el manual de navegación denominado “Derrotero de los canales del sur”, y adelantando deliberadamente la hora del ingreso, el cual debía hacerse antes de las 14 horas, ordenó a su tripulación ingresar, en conocimiento de que enfrentaba condiciones no óptimas para la circulación del navío.

Una vez en el interior del paso, el timonel Zurita, viró a estribor cuando debió haberlo hecho a babor, golpeando el casco del transbordador contra las rocas a la altura de las bodegas de carga, sufriendo diversos daños y hundiéndose parcialmente sobre su lado derecho.

Este incidente provocó la tocada de fondo de la nave contra la Isla Merino en la angostura Kirke, y el derrame de combustible y petróleo que la nave transportaba, como también el combustible y petróleo existentes en los vehículos que llevaba.

Producto de lo anterior, se produjo la contaminación directa del agua de mar con hidrocarburos provenientes del navío, el fallecimiento de 152 animales que la nave cargaba, cuyos cuerpos quedaron en el agua, y la muerte de una gran cantidad de mauchos, recurso hidrobiológico autóctono de la zona.

El hecho  causó un grave daño ambiental a todo el entorno marino, un grave detrimento al patrimonio ambiental y perjuicios a la biodiversidad de la zona, todas consecuencias directas de las órdenes dadas por el capitán quien hizo caso omiso a los peligros que enfrentaba la nave, y del error de navegación cometido directamente por el timonel.

La lectura del fallo, se realizará a las 16 horas del lunes 9 de octubre y estará a cargo del juez de Puerto Natales, Jorge Lavín.