Movilh emplaza al gobierno para saber si las uniones de hecho en notarias serán ideológicas o prácticas

07 Julio 2011

Para nuestra organización y los sectores que representamos la dignidad pasa por el reconocimiento del vínculo ante el Registro Civil, por cuanto los convivientes no son sociedades comerciales, sino personas unidas por el amor y el afecto.

Comunicado >
authenticated user

En relación al adelanto sobre el proyecto de uniones de hecho del Gobierno  dado hoy  a conocer por el Presidente Sebastián Piñera en el programa “Gente como tú” de Chilevisión, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) considera oportuno señalar que:

1.- En el mencionado programa Piñera sostuvo que “muy pronto”  el gobierno enviará su proyecto al Congreso, aclarando que el vínculo se formalizará con  inscripciones en una notaría y en el Registro Civil y apelando al “respeto y la dignidad que toda pareja merece”.

2.- Para nuestra organización y los sectores que representamos la dignidad pasa por el reconocimiento del  vínculo ante el Registro Civil, por cuanto los convivientes no son sociedades comerciales, sino personas unidas por el amor y el afecto.

3.- Apelamos en ese sentido al Gobierno para que aclare las razones por las cuales dicho proceso debe pasar previamente por una  notaría.

Ello por cuanto el rechazo manifestado por la UDI y otros sectores a cualquier tipo de formalización del vínculo en el Registro Civil, demandando además que el trámite sólo sea ante notario, obedece única y exclusivamente a motivos ideológicos de corte religioso que pasan por desconocer la condición de familia de parejas constituidas por personas del mismo sexo, argumentación inaceptable en un Estado laico y que justamente atenta contra la dignidad de los convivientes.

4.- Ahora bien, si las razones para que el proceso inicie en una notaría son de tipo práctico y no ideológico-religioso, animamos al Gobierno a aclararlas y exponerlas públicamente. Esto, toda vez que el inicio de los trámites en una notaría en ningún caso puede significar la cristalización de una nueva forma de discriminación, sea esta implícita o explícita, pues se iría  en contra de los fines que un proyecto de uniones civiles persigue.

5.- Llamamos también al Gobierno a considerar que quienes formalizarán su unión serán parejas de todos los estratos socioeconómicos, por tanto a recordar que cualquier barrera jurídica o burocrática para acceder al vínculo  implica también un costo económico que no todas las personas están en condiciones de solventar. La regulación de las uniones de hecho debe garantizar igualdad en el acceso a todas las personas.

6.- Adelantamos que si el proyecto del Gobierno incluye nuevas trabas al matrimonio entre personas del mismo sexo, lo rechazaremos. Las uniones civiles no tienen relación con el matrimonio, son instituciones distintas. Vincularlas sólo para efectos de torpedear mejores condiciones de igualdad, merecerá todo nuestro repudio.

7.- También rechazaremos que el vínculo no considere para ninguno de sus efectos la consideración de trámites de reconocimiento y/o inscripción de la unión en el Registro Civil.

8.- Apuntamos en ese sentido, que estaremos atentos/as a conocer el proyecto final del Gobierno para fijar postura definitiva sobre el mismo, toda vez que aún son muchas las interrogantes sobre la materia que el Presidente aún no ha abordado.

Comentarios

Imagen de simon

Igualdad de derechos para

Igualdad de derechos para todo. Basta de cosas a medias.