Movilh y Psicólogos emiten declaración ante acción homofóbica en la Universidad Católica

Movilh y Psicólogos emiten declaración ante acción homofóbica en la Universidad Católica

09 Octubre 2012
"La actividad tiene un sesgo marcadamente homofóbico, lo que no es aceptable en ningún espacio o circunstancia", dijeron el Directorio Nacional del Colegio de Psicólogos y el Movilh en relación al foro que hoy se organizó en la PUC. A continuación declaración conjunta:
Movilh Chile >
authenticated user

El Directorio Nacional del Colegio de Psicólogos de Chile y el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) expresan su más profunda preocupación y rechazo por el enfoque de la 13ava Jornada Libertad, Responsabilidad, Sexualidad, cuyo título es, este año: "No Discriminación: Sus alcances en la Educación".

La organización está a cargo de la ONG Investigación, Formación y Estudios de  la Mujer (ISFEM) y el Centro de Estudios para el Derecho y la Ética Aplicada de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

La  actividad tiene un sesgo marcadamente homofóbico, lo que no es aceptable en ningún espacio o circunstancia. En efecto. Tanto las instituciones que lo organizan, en especial el ISFM, como los expositores anunciados, poseen un historial de pronunciamientos patologizantes sobre la homosexualidad, al tiempo que han expresado juicios morales sobre las orientaciones sexuales diversas.

Esto no se condice con los contundentes pronunciamientos científicos que, en sentido contrario, han erradicado cualquier sesgo patologizante de la homosexualidad; y con los estándares de derechos humanos, expresados en convenciones, tratados, documentos y hasta fallos judiciales, todos los cuales apuntan a la defensa de la dignidad e igualdad de los individuos sin distinciones arbitrarias.

El Directorio Nacional del Colegio de Psicólogos de Chile, entidad gremial que agrupa a una amplia comunidad científico profesional; y el Movilh, como organización de derechos humanos, consideran que un espacio universitario de excelencia, como la Pontificia Universidad Católica, no debería dar cabida a actividades con semejante sesgo; sin considerar siquiera una contraparte que exponga el estatus científico actual y la visión de los derechos humanos sobre un asunto tan delicado como la relación entre discriminación y enseñanza.

Creemos que esto es contrario al rol formador de la universidad; denigrante para los miembros de la comunidad universitaria cuyas orientaciones sexuales son distintas de la heterosexual; y una pésima señal para el país, pues atenta contra la sana convivencia entre connacionales, en un contexto en el que la discriminación es sentida como algo inadmisible.