Ojo: Estos tres alimentos están en tu cocina y podrían dañar tu salud

Ojo: Estos tres alimentos están en tu cocina y podrían dañar tu salud

01 Octubre 2015

Si bien día a día estamos rodeados de elementos que puedan dañar nuestra salud, nunca nos imaginaríamos que alimentos de uso cotidiano podrían causar problemas. Averigua acá cuáles son.

Eric León >
authenticated user Corresponsal

Sal refinada 

Este ingrediente que utilizamos día a día, nació luego de que científicos decidieran que los elementos de la sal natural no eran necesarios para nada y que bastaba con el cloruro de sódico para salar los alimentos.

Y es en la comida chatarra donde encontramos una mayor concentración. Consumir este tipo de alimentos significa  que el cuerpo esta recibiendo 8 y 20 veces más que la que debiera comer.

Para quienes consuman sal constantemente y en grandes cantidades, atención pues la sal está relacionada a peligrosas enfermedades como la insuficiencia cardíaca e infartos, dificultad en la función de los riñones, retención de líquidos, entre otras.

Harina refinada

Este producto es considerado dañino por los expertos, debido al proceso químico por el que es expuesto para lograr el refinamiento. Y considerando que Chile es uno de los países que más consume pan en el mundo, estamos bastante expuestos a las características negativas  que tiene este producto.

La harina blanca producida es casi puro almidón, y ahora contiene una pequeña fracción de los nutrientes del grano original. De hecho, cuando más fina y blanca es la harina, menos fibra, vitaminas y minerales contiene.

Azúcar refinada

Podemos encontrar la sustancia en muchos productos alimenticios y esto resulta que sea muy  difícil querer consumir algo que este endulzado naturalmente. El azúcar blanca no se puede considerar como un alimento, ya que es una sustancia totalmente química, extraída de fuentes vegetales como la caña de azúcar o la remolacha, a las cuales se les extrae el jugo eliminando toda la fibra y las proteínas que forman el 90% de dichas plantas.

En el proceso de refinamiento del azúcar, se añade cal viva, luego se añade dióxido de carbono para acelerar la cal, este líquido azucarado pasa por tubos que lo separan de las impurezas. Seguido a esto viene otro tratamiento con sulfato de calcio y ácido sulfúrico para decolorar y conseguir el color blanco. 

Por ende, la sustancia refinada no tiene proteínas, ni vitaminas, no posee minerales ni enzimas, no tiene microelementos, no contiene fibra, no tiene grasas y no es de ningún beneficio en la alimentación humana.